Sí. Con fecha 29 de abril de 2004 se publicó un reglamento comunitario – el 852/2004 – en el que se obliga a las empresas a crear, aplicar y mantener un sistema de limpieza y desinfección en la industria alimentaria basado en el denominado “Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico”.

Este sistema tiene como punto esencial la limpieza de equipos y utensilios, a la vez que de instalaciones. En consecuencia, es fundamental garantizar la limpieza de los locales donde se lleva a cabo la actividad, así como del equipo y de los utensilios que se emplean. Asimismo, es esencial evitar la contaminación de los productos alimentarios durante el proceso de limpieza (a través de detergentes o desinfectantes que puedan entrar en contacto con estos).

Finalmente, el personal que lleva a cabo la limpieza y desinfección en la industria alimentaria debe saber cómo realizarla de forma adecuada y cuál es su función exacta.