La limpieza y desinfección en la industria alimentaria es una parte importante del sistema de seguridad. En ocasiones, se han identificado procedimientos de limpieza defectuosos o inadecuados que contribuyen a la generación de brotes de intoxicación alimentaria.

Por ello existen algunas razones importantes para mantener limpias y desinfectadas las cocinas y otros locales destinados a la producción de alimentos que enumeramos a continuación:

  •         Eliminación de organismos patógenos que causan enfermedades y que, en consecuencia, ayudan a prevenir la intoxicación alimentaria.
  •         Prevención de la infestación de plagas como ratones, ratas, moscas, cucarachas y aves. La limpieza y desinfección eliminará los restos de alimentos en los que pueden vivir las plagas, así como la eliminación de los agentes patógenos que estas podrían haber introducido en las instalaciones.
  •         Reducción del riesgo de contaminación cruzada por agentes patógenos; por ejemplo, por contaminación indirecta en alimentos crudos o carnes listas para el consumo.
  •         Reducción del riesgo de contaminación de los alimentos por alérgenos como nueces o semillas.
  •          Reducción del riesgo de penetración de contaminantes físicos en los alimentos que se van a consumir: suciedad, pelos o restos de materiales de embalaje.
  •          Reducción del riesgo de accidentes, como tropezar con derrames y residuos alimentarios.
  •         Creación de un ambiente de trabajo agradable.
  •     Cumplimiento de las leyes de higiene alimentaria. Si no se lleva a cabo una limpieza y desinfección correcta, pueden producirse enfermedades o incluso la muerte de las personas que consumen alimentos y el enjuiciamiento de los explotadores de empresas alimentarias.