Según el reglamento de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos, es necesario el uso específico de productos para la limpieza de la industria alimentaria. En consecuencia, se emplearan productos desengrasantes, desinfectantes y detergentes que cumplan plenamente con la normativa APPCC, que sean homologados y que cuenten con registro sanitario y control de calidad.

En cuanto al tipo de bayetas y papel higiénico, deben ser de carácter antibacteriano para evitar cualquier tipo de contaminación cruzada y poder entrar en contacto directo con alimentos sin correr riesgo alguno.