La importancia de la limpieza y sanitización en la industria farmacéutica se encuentra en el hecho de que se trata de procedimientos fundamentales para la reducción de cualquier tipo de riesgo en los productos finales – especialmente cuando pasan por el área de envasado.

Con una correcta implementación se garantiza la inocuidad, confiabilidad y seguridad del producto, además de poder mantener un control estricto de los índices microbiológicos que puedan afectar la calidad del producto final.