La validación de la limpieza y sanitización en la industria farmacéutica es un proceso esencial ya que su objetivo es demostrar que los procesos que se han llevado a cabo cumplen con los requerimientos de calidad previamente establecidos en el programa.

La validación se convierte, pues, en un parte sobre las buenas prácticas aplicadas en los procesos y es esencial para que el proceso de fabricación y la calidad de un producto estén garantizados.