La limpieza de equipos industriales se puede llevar a cabo haciendo uso de distintas técnicas como el uso de agua a presión, la limpieza con espuma, la limpieza con vapor seco, la limpieza por inmersión o la limpieza in situ (cuando la maquinaria a limpiar es de grandes dimensiones y no se puede desmontar).

 

Estos tipos de limpieza deben realizarse utilizando máquinas específicas como aspiradores profesionales, barredoras o máquinas de limpieza de inyección y extracción.