Son varias las técnicas de limpieza industrial en Barcelona, algunas de ellas con cierto grado de complejidad:

  •       Limpieza manual e in situ. Este tipo de limpieza se realiza con la ayuda de enseres como cepillos, fregonas, estropajos y trapos, y está destinada a la limpieza de baños u oficinas. En ocasiones, es necesario utilizar esta técnica para la limpieza de maquinaria muy grande imposible de desmontar por piezas.
  •       Uso de agua a presión. Proyección de un potente chorro de agua sobre la superficie o la pieza que se quiera limpiar. Debe realizarse en un espacio adecuado, ya sea exterior o en una sala con desagües.
  •      Limpieza con vapor seco. El vapor que se aplica contiene un 5 % de agua y es extremadamente útil para desinfectar y limpiar en profundidad de un modo ecológico. La limpieza con vapor seco debe ser llevada a cabo por un profesional que vaya protegido adecuadamente.
  •       Limpieza industrial por inmersión. Técnica de limpieza para limpiar piezas pequeñas y que se puede realizar de forma manual o con maquinaria específica. Muchas veces, este tipo de limpieza se combina con el uso de ultrasonidos, ya que la potencian.
  •      Limpieza con espuma. La espuma debe aplicarse sobre la superficie a limpiar y dejarla actuar durante al menos 20 minutos, para aclararla posteriormente y eliminar la suciedad.
  • Limpieza con chorro de arena.  Los chorros de arena se emplean principalmente para limpiar fachadas. Se aplica arena a presión sobre la superficie y, de este modo, eliminamos la suciedad superficial. Este tipo de limpieza se recomienda especialmente cuando las paredes se han manchado de humo y grasa.