En la limpieza de equipos industriales se pueden llevar a cabo varias técnicas como la limpieza manual, el uso de agua a presión, la limpieza con vapor seco, la limpieza por remojo o inmersión, la limpieza con espuma o chorro de arena, y la limpieza in situ – especialmente indicada para la limpieza de maquinaria industrial de gran tamaño que no es posible desmontar.

Para poder llevar a cabo este tipo de limpieza, es necesario el uso de maquinaria específica como barredoras, aspiradores profesionales, o máquinas de limpieza por inyección y extracción.