Una de las mejores épocas para la limpieza de maquinaria industrial es el verano, ya que es en esta estación en la que muchas empresas disminuyen su producción o incluso la detienen.

 

Así, es mucho más fácil llevar a cabo limpiezas a fondo – especialmente en techos y rejillas de ventilación, lugares propicios para la proliferación de microorganismos y bacterias. Con la limpieza de la maquinaria y de los espacios en las que está ubicada obtenemos más luminosidad y espacios libres de insectos.